15 factores para mejorar la usabilidad de un sitio web

ENTRADA_02

El éxito de un sitio web depende fundamentalmente de su usabilidad. La intención del diseñador es lograr que el usuario encuentre fácilmente aquello que busca sin demasiado esfuerzo, que represente una experiencia agradable el navegar por nuestro proyecto web.

¿A qué llamamos web usable?

Es aquella en la que los usuarios pueden interactuar de manera sencilla y eficaz, generando confianza en los mismos y destacando naturalmente a la web sobre otras.

Es cierto que los usuarios pasan mucho menos tiempo visitando una página web de lo que nosotros diseñadores deseamos, por eso hay que facilitarles las cosas al máximo.

Cuando el usuario interactúa de forma natural con el sitio, es más fácil que repita su experiencia.

El desafío del diseñador es es darle un alto nivel de usabilidad a su web, para ello es recomendable tener en cuenta los siguientes conceptos:

1 – Dar el control al usuario. No es casualidad, que este sea el primer atributo a mencionar, dado que lo consideró fundamental. El usuario debe sentir en todo momento que sabe dónde está y que controla la situación. Nada importante debe colocarse a más de dos clics de distancia. Los títulos y contenidos de cada apartado deben ser claros y visibles. También son muy útiles los menú de situación, la navegación por pestañas, las opciones de volver atrás o deshacer una acción, la visualización clara de los procesos, por ejemplo la compra online, la suscripción a un blog, la consulta por un producto o servicio, etc.

2 –Establecer claramente las jerarquías en cada página. Debe reconocerse fácilmente cuál es la importancia de los distintos contenidos y su relación entre ellos, a que sección o tema pertenecen. La colocación, el tamaño, la tipografía o los colores de los textos y de los demás elementos de la página son los principales recursos a utilizar.

3 – Permitir la interacción. El usuario no debe perder el tiempo, debe poder hacer cosas, hacer clic, abrir, desplegar, mover, buscar, de manera fácil e intuitiva.

4 – Atender a la memoria colectiva del usuario y no sorprenderlo con enlaces que lo frustren o confundan. Adecuarse a las expectativas del público en cuanto a comunicación facilitará el abordaje de los mismos a nuestro proyecto.

5 – Hacer simples las cosas. Evitar todo aquello que entorpezca o confunda la comunicación.

6 –  Colocar siempre los elementos importantes a mano.

7 – Contar con menús de navegación en todas las páginas, los usuarios no siempre entran por la página principal.

8 – Establecer sin dudas que elementos son enlace y cuáles no.

9 – Si el sitio tiene mucho contenido y/o páginas, añadir un buscador o un mapa del sitio web, .

10 – Enlazar a cualquier información en menos de tres clics.

11 – Mantener una coherencia en el diseño de  toda la página.

12 – Seguir las reglas básicas del buen diseño en la selección de colores, observar los sectores pregnantes, tener en cuenta el recorrido visual, hacer una buena selección tipográfica.

13 – No “marear” al usuario con demasiadas animaciones o elementos que parpadean.

14 – Intentar que los contenidos no tengan faltas de ortografía (las faltas de ortografía son como el mal aliento en una entrevista).

15 – No fastidiar al usuario obligándolo a abrir nuevas ventanas del navegador sin necesidad.

La usabilidad de un sitio web no debe complicar nuestro proceso creativo, debemos centrar nuestra atención en la satisfacción del usuario, intentando lograr un diálogo fructífero sin descuidar el arte del mismo.

Los comentarios están cerrados.